Tourist Information Guide

Restaurante Los Caracoles en Barcelona

Page Content

Los Caracoles
Calle Escudellers, 14
Barcelona, España.

Tel: +34 93 301 2041

Los Caracoles main entrance
Los Caracoles main entrance

Los Caracoles es un restaurante popular en Barcelona que ha sido, en gran medida, "descubierto" por los turistas. Puedes ver el restaurante enseguida porque tiene una parrilla en la entrada principal y allí se asan pollos y otras carnes. El restaurante recibió su nombre debido a su especialidad, aunque si no te gusta este tipo de comida, no te preocupes; hay una amplia variedad de mariscos y carnes asadas con guarniciones y ensaladas.

Lost Caracoles - Chef's Kitchen
Lost Caracoles - Chef's Kitchen

Dentro de Los Caracoles disfrutarás de una atmósfera interesante y particular. Cuando atraviesas la entrada principal puedes ver a los cocineros preparando la comida. Esto siempre es una buena señal de que la comida es de buena calidad. Los chefs están orgullosos de sus habilidades culinarias y desean mostrar que no tienen nada que esconder

Dentro del restaurante hay dos pisos. La planta baja, que tiene un bar al frente, seguido por el área de los cocineros y luego las mesas del restaurante un poco más atrás. Las paredes del restaurante están adornadas con fotografías de todas las personas famosas que han cenado allí. Las patas de jamón curado cuelgan del techo. En resumen, puedes cenar en un restaurante histórico y muy interesante, lo cual le agrega un toque especial a la experiencia de la cena.

Dining area of Lost Caracoles in Barcelona
Dining area of Lost Caracoles in Barcelona

Yo visité Los Caracoles con mi hermano y nos pareció que la comida y el servicio eran buenos. El precio de la comida era un poco superior al promedio que puede encontrarse en un buen restaurante de Barcelona. Por ejemplo, yo pedí una Ensalada Verde como primer plato, Lenguado a la parrilla como plato principal y Crema Catalana como postre con un café espresso para terminar. También pedimos una botella de agua y un poco de pan. Esto nos costó un total de €35,00 por persona, sin incluir VAT.

Debo reconocer que me tomó por sorpresa el mesero que, nos mostró la cuenta y luego nos preguntó directamente si querríamos dejar una propina. La comida era bastante cara (para Barcelona) y dejar propina no es costumbre aquí. Luego me di cuenta de que este restaurante es popular entre los turistas y la actitud de los meseros puede ser un poco atrevida a veces. Dejamos una pequeña propina pero la próxima vez me rehusaré a dejarla, a menos que hayamos recibido un servicio excepcional.

En resumen, puedes comer bien en un ambiente interesante, vale la pena visitarlo si quieres comer mariscos o carnes asadas.


Volver Al Comienzo de la Página