Tourist Information Guide

Barcelona en Silla de Ruedas

Page Content

Este reporte fue enviado por Keith Oxley del Reino Unido después de su reciente visita a Barcelona.

Keith muy amablemente escribió este reporte para que otras personas en sillas de ruedas que desearan visitar Barcelona pudieran aprender de su experiencia.


Barcelona en Silla de Ruedas - Por Keith Oxley

Encontramos que la ciudad es todo lo que se ha dicho sobre su belleza. También encontramos que estaba bien adecuada para las sillas de ruedas y no tuvimos problemas para desplazarnos. Fue bastante fácil estacionar nuestro coche alquilado en el aparcamiento de varios niveles justo saliendo de La Rambla, el cual tenía plazas azules y un asistente muy servicial nos ayudó.

Aventurarse y conducir entre lo que considero fueron conductores muy corteses fue un placer. Viajamos del Monasterio Monserrat, donde fue bastante difícil empujar la silla de ruedas por las pendientes que algunas veces eran pronunciadas, pero al menos eran lisas para la silla de ruedas y valió la pena el esfuerzo. No tomamos el metro pues solamente una línea parece tener elevadores para ir del nivel de la calle a la plataforma de la estación.

Los baños no implicaron mayor problema pues los restaurantes y bares generalmente tienen un fácil acceso a los baños. La única excepción fue el Kentucky Fried Chicken de La Rambla, donde para ir a los baños uno debía descender unas empinadas escaleras.

Una decepción menor fue ver que en el Park Güell no había acceso para sillas de ruedas hasta la plaza donde está el banco de Gaudí. Nos tuvimos que contentar con mirarla desde el nivel superior. El parque Güell en sí mismo tiene acceso para sillas de ruedas, aun cuando requiere de un gran esfuerzo para subir por algunas de las empinadas pendientes. Afortunadamente, mi hermano y su esposa viajaron desde su casa cerca de Granada para estar con nosotros unos cuantos días, y él hizo la mayor parte de la empujada. No obstante, perdí como cinco kilos.

El principal problema que tuvimos no tuvo nada que ver con Barcelona en sí, sino más bien con el Hotel donde reservamos. Era el nuevo Torre Catalunya, donde sabíamos que las habitaciones con acceso para silla de ruedas eran espaciosas. Cuando llegamos nos dijeron que no había una habitación disponible, aun cuando teníamos pruebas de una reserva confirmada desde hacía meses. Ya nos habían reservado en el Hotel Sants, justo cruzando la plaza, donde pensaron que una habitación de tamaño normal podía convertirse en una habitación con acceso para silla de ruedas simplemente agregando unas cuantas barandas. Casi arruina nuestras vacaciones.

Nuevamente, Gracias por su fabuloso sitio Web y espero que sea próspero y benéfico para los turistas como nosotros.

Atentamente

Keith, Reino Unido

Nota del editor: muchas gracias Keith por este reporte informativo. Recuerda que acogemos tus experiencias, así que haz clic en el enlace de Comentarios y cuéntanos tu historia. Feedback


Volver Al Comienzo de la Página